Cunas de viaje para bebés portátiles y plegables


Cunas de viaje para bebés portátiles y plegables
5 (100%) 1 vote

cunas de viaje baratas

Las cunas de viaje para bebés como su propio nombre indica son la solución más útil y práctica para cuando viajemos con nuestro bebé.

Su reducido tamaño y su facilidad para ser guardadas en el maletero de cualquier coche nos permiten desplazarnos con ellas tanto en los viajes cortos como en los largos.

Su uso es recomendable tanto si tenemos que pasar alguna noche fuera en casa de algún familiar como para unas vacaciones de mayor duración.

Siempre que nos desplacemos con nuestro bebé necesitaremos un espacio cómodo y seguro donde pueda jugar y dormir manteniendo su rutina de descanso como si estuviéramos en nuestro hogar.

Para los bebés recién nacidos que aún no pueden incorporarse podemos optar por la compra de una minicuna de viaje.

Estos modelos de minicunas tienen un tamaño menor al de cualquier cuna de viaje y pueden ser usadas tanto en el interior como en el exterior.

Su estructura es rígida para proteger al bebé y para su fabricación se emplean tejidos ignífugos con tratamientos anti rayos ultravioletas (UV), y están equipadas con mosquiteras, capota plegable e incorporan el sistema pop up de rápido montaje en un único movimiento.

Disponen de una base plana y no incorporan patas, mientras que su peso no suele sobrepasar los 3Kg.

Para aquellos bebés que ya pueden incorporarse solos es más seguro optar por las cunas de viaje de mayor tamaño ya que son más ligeras al estar fabricadas con telas y mallas ignifugas que ayudan a ventilar la cuna y permiten ver su interior en cada momento para así poder vigilar al bebé.

Los modelos más grandes disponen de una doble altura regulable y pueden incorporar un cambiador portátil para bebé, mientras que su peso no suele ser superior a los 12 Kg.

Las cunas de viaje han sufrido una gran evolución desde los primeros modelos fabricados y se han hecho muy populares entre aquellos padres que buscan una cuna que ofrezca muchas ventajas a la hora de viajar y garanticen su comodidad durante todas las horas que duerme un bebé tanto por el día como por la noche.

Las principales ventajas de las cunas de viaje son:

  • Peso reducido.
  • Facilidad en su montaje.
  • Tamaño que ocupan al ser guardadas (maletero del coche o en un trastero).
  • Comodidad en su transporte.
  • Resistencia de su chasis y de sus materiales.

 

Por estos motivos se ha convertido en la mejor cuna para viajar con nuestro bebé.

Cuna de viaje ligera y pequeña

Estos modelos generalmente suelen tener unas dimensiones similares a los modelos de cunas convencionales pero existen cunas de viaje pequeñas indicadas para bebés de pocos meses de edad y modelos más espaciosos de mayores dimensiones indicadas especialmente para aquellos padres con varios hijos. En cuanto a su peso este es muy inferior al de cualquier otro tipo de cuna al estar fabricadas con materiales muy ligeros y resistentes.

Una vez plegadas ocuparán muy poco espacio por lo que pueden ser guardadas con facilidad en el maletero de cualquier modelo de coche o en algún armario de la casa.

Cuna portátil y plegable

Una cuna que podamos llevar con nosotros a cualquier lado debe facilitarnos la tarea de desplazarnos con ella de forma rápida y sencilla sin ningún tipo de complicación, para ser consideradas realmente como cunas portátiles deben incorporar un mecanismo que nos facilite su plegado en pocos segundos y sin necesidad de emplear cualquier tipo de herramientas adicionales.

Existen en el mercado algunos modelos de cunas desmontables que aunque podemos llevarlas con nosotros su montaje es mucho más lento a la vez que más complicado con respecto a los modelos de cunas plegables y además suelen requerir el uso de herramientas por lo que su uso no está aconsejado en caso de que vayamos a viajar muy a menudo.

La cuna de viaje plegable es la opción más recomendada para aquellos padres que necesiten trasladarse muy a menudo, mientras que los modelos plegables están recomendados especialmente para aquellos padres que se trasladen de forma puntual.

Para facilitarnos aun más su traslado estos modelos suelen ir acompañadas de unas prácticas bolsas de transporte con asas que mantendrán las cunas protegidas frente al polvo en todo momento.

Medidas de la cuna de viaje

Estas cunas tienen generalmente unas dimensiones más reducidas que cualquier tipo de cuna clásica, teniendo unas medidas estándar de 60cm de ancho por 120cm de largo, aunque existen en el mercado modelos de dimensiones más reducidas de 70cm de ancho por 100cm de largo.

Para aquellos padres con gemelos y mellizos existen algunos modelos de mayores dimensiones diseñados especialmente para ellos.

Una vez plegadas o desmontadas estas cunas ven reducidas considerablemente sus dimensiones para facilitarnos su traslado o su almacenamiento.

¿Hasta qué edad podemos usar las cunas de viaje?

Como cualquier padre o madre todos nos hemos preguntado hasta que edad sirven las cunas de viaje, la respuesta a esta pregunta dependerá de varios factores como la edad y el peso del bebé ya que existen varios tramos para usar un modelo u otro.

Si basamos nuestro criterio en la edad, los modelos más pequeños están diseñados para ser usadas únicamente hasta los 9 meses de edad mientras que los modelos estándar regulables en altura pueden usarse generalmente hasta los 3 años de edad, existen modelos de mayores dimensiones que pueden usarse hasta los  4 años.

Si nos basamos en las recomendaciones por el peso aquellas cunas de viaje con gatera o puerta que permiten al niño entrar y salir de la cuna podremos usarla hasta que alcance los 15Kg o hasta que llegue al peso máximo indicado por el fabricante, mientras que si es un modelo sin puerta únicamente debemos usarlas hasta que el bebé pueda ponerse de pie y consiga levantar la pierna por el borde de la cuna para salirse de la cuna.

Accesorios para cunas de viaje

Cualquier cuna de viaje suele incorporar una serie de complementos u accesorios (dependiendo del modelo elegido) que permiten mejorar la comodidad, el descanso  y la experiencia del bebé cuando viajemos con ellos, es por este motivo que existen distintos tipos de cunas de viaje según incorporen unos u otros.

Colchón para cuna de viaje

Generalmente las cunas de viaje llevan un colchón incluido muy fino a modo de colchoneta que puede doblarse, su uso no es muy recomendable si el bebé va a dormir durante mucho tiempo seguido en la cuna, por lo que necesitaremos comprar un colchón de cuna de viaje más grueso que también sea plegable para que nos resulte más fácil desplazarnos con él y sus dimensiones deben permitir que se adapte completamente al tamaño de la cuna sin dejar espacios entre el colchón y la estructura.

Cuna de viaje con cambiador

Existen algunos modelos de cunas de viaje con cambiador que sitúan en uno de sus lados una pequeña tabla o base que podremos usar como cambiador portátil y que además de ser una opción muy útil es extraíble y forrado en nylon, detalles que nos ayudará en todo momento a mantener una optima higiene al poder lavarlo fácilmente en la lavadora.

Parque cuna

Las cunas de viaje sirven de cuna parque cuando nuestros hijos sean más mayores, para poder emplearlas como tal debemos asegurarnos que el suelo de la cuna sea estable y que una o varias de las paredes o laterales sean de malla para poder ver en todo momento que hace nuestro hijo y para mantener ventilada la cuna.

Cunas de viaje para gemelos

Para los padres que tengan gemelos o mellizos existen modelos pensados especialmente para ellos, son conocidas como cuna de viaje para gemelos o cuna de viaje gemelar. Sus dimensiones son algo superiores al de un modelo estándar pero manteniendo las mismas características que estas últimas.

Cunas de viaje con gatera

Las cunas de viaje con gatera son una gran opción que podemos tener en cuenta si nuestro bebé ya gatea o está comenzando a andar y necesitan moverse libremente mientras juegan a la vez que siguen teniendo un refugio donde descansar, estos modelos incorporan una puerta que estará situada en uno de sus laterales o extremos e incorporan un fácil sistema de cierre de cremallera o de velcro.

Este mecanismo nos dará plena seguridad al poder impedir en cualquier momento que pueda salir del reciento en caso de tener que dejarle a solas durante unos minutos.

Recomendaciones para comprar una cuna de viaje

Una vez vistas las principales características y accesorios que identifican a estos tipos de cunas con respecto a otros modelos solo nos quedara elegir aquel modelo que mejor se adapte a nuestras necesidades y que nos aporte la mayor comodidad y facilidad a la hora de viajar con nuestro bebé.

Para ayudarte a elegir ese modelo detallamos a continuación una serie de recomendaciones a modo de guía con los principales puntos que debemos tener en cuenta para acertar en nuestra elección.

Dimensiones y peso

Si nuestras necesidades nos lo permiten intentaremos elegir un modelo cuyas dimensiones más se acerquen a las medidas  estándar, como ya habíamos vistos estas medidas son de 60x120cm para poder usar toda la ropa de cuna que ya tengamos comprada para nuestra cuna habitual.

También debemos tener en cuenta sus dimensiones cuando esta desmontada o plegada, si sus dimensiones son muy grandes nos puede resultar difícil guardarla en nuestro coche si el maletero tiene poca capacidad o si no disponemos de mucho espacio en el lugar donde la guardaremos en casa cuando no vayamos a usarla.

Por último, pero no menos importante observaremos cual es su peso total, este factor debemos tenerlo muy en cuenta ya que una cuna de peso elevado nos puede dificultar la tarea de trasladarnos con ella, ya que como sabemos cualquier padre, son muchas las “cositas de bebés” que tenemos que cargar y a la larga nuestra espalda nos lo agradecerá.

Medidas de seguridad

La seguridad es uno de los factores más importantes que debemos tener en cuenta a la hora de elegir un modelo u otro, las cunas de viaje son seguras pero para garantizarnos una mayor tranquilidad optaremos únicamente por aquellos modelos que dispongan de superficies antideslizantes, que sus bordes estén acolchados, incorporen sistemas antivuelco y en caso de ser un modelo con puertas de acceso o gateras  estas incorporen mecanismos de seguridad para que el bebé no pueda salir de la cuna cuando lo dejemos solo.

En cuanto a los materiales empleados para su fabricación debemos asegurarnos que estos sean atóxicos  e hipoalergénicos y que ninguna las partes de su estructura estén sueltas o tengas aristas cortantes.

El sistema de plegado debe estar fuera del alcance del bebé y debe tener un sistema de bloqueo que impida que pueda plegarse por accidente.

El fondo de la cuna ha de ser firme y el colchón que incorpore debe encajar perfectamente bien en la estructura de la cuna sin dejar una separación entre ellos de más de 2cm para evitar que pueda quedarse atrapado.

El modelo elegido debe cumplir con las principales medidas básicas de seguridad que exigen los distintos gobiernos, para asegurarnos que así sea nos fijaremos que en la documentación del fabricante aparezca un sello de homologación que nos garantice que cumple con toda la normativa de seguridad.

En caso de ser residente en Europa la normativa encargada de regular este tipo de mobiliario infantil es la norma UNE-EN 716-1:2008+A1:2013.

Estructura o chasis

La estructura de estos tipos de cunas es muy resistente y están diseñados para resistir un uso continuado, para su fabricación se suelen emplear materiales como el aluminio o el acero. Cada uno de estos materiales aporta una serie de ventajas con respecto al otro.

El acero proporcionara una mayor resistencia y estabilidad debido a su gran dureza y es muy difícil que podamos dañar o doblar su estructura.

El aluminio además de proporcionarnos una gran resistencia al igual que el acero es un material mucho más ligero, por lo que trasladarnos con una cuna fabricada en este material será mucho más fácil. Es por esa ligereza y resistencia por lo que la mayoría de los fabricantes optan por usar el aluminio a la hora de fabricar el chasis o la estructura de este tipo de cunas.

Regulable en altura

A la hora de elegir un modelo de cuna de viaje optaremos por aquellos modelos que nos permitan regularlas en altura por niveles según sea la edad del bebé o de nuestras necesidades, el modelo más común de cuna de viaje que nos podemos encontrar es a dos alturas o niveles, pero existen modelos que incorporan hasta 3 niveles o alturas.

La altura más elevada la emplearemos cuando nuestro bebé sea aún muy pequeño y no pueda incorporarse o sentarse, así podremos verle con mayor facilidad además de resultarnos más cómodo cogerlo o dejarlo en la cuna, a la larga nuestra espalda nos lo agradecerá.

Mientras que la altura inferior se recomienda usarla por seguridad cuando nuestro bebé ya sea mayor y pueda incorporarse fácilmente e intente salir de la cuna.

Bolsa o funda de viaje

Para poder trasladarnos cómodamente con ellas y para poder darle una mayor vida nos asegurarnos que la cuna elegida este equipada con una funda de viaje o con una bolsa de transporte, así cuando no vayamos a usarla y la guardemos este perfectamente protegida contra el polvo y de posibles daños.

No todos los modelos las incorporan por lo que tendríamos que comprarla por separado en caso de haber elegido un modelo sin funda.

Estabilidad y firmeza

Estos modelos deben permitirnos tanto poder desplazarnos fácilmente con ellas de una habitación a otra de la casa como de permanecer firmes sin desplazarse una vez que la hayamos situado en el lugar elegido. Por lo que optaremos por las cunas de viaje con ruedas equipadas con frenos de seguridad situados en sus patas. Podemos encontrar en el mercado tanto modelos de 2 ruedas como modelos de cunas de viaje con 4 ruedas.

Algunos modelos con ruedas una vez los hayamos plegado y guardado dejan sus ruedas fuera de la funda  y al incorporar un asa podemos empujar de la cuna como si de una maleta se tratase, resultándonos más fácil su traslado.

Comodidad del bebé

Debemos asegurarnos que nuestro bebé este cómodo sea cual sea el modelo que hayamos elegido ya que pasara mucho tiempo en su interior, para ofrecerle esa comodidad que tanto necesita para su descanso debemos observar que tipo de colchón acompaña a la cuna, normalmente estas cunas incorporan una especie de colchoneta muy fina y no suele ser muy cómoda, su uso es más aconsejable para pequeñas siestas.

Para los descansos más largos debemos adquirir un colchón más grueso, no nos resultara difícil encontrar el modelo más adecuado ya que existen en el mercado un gran número de colchones para cunas de viaje.

Ventilación

Para una óptima ventilación de la cuna nos aseguraremos que las paredes estén confeccionadas con telas ultra resistentes y transpirables de fácil limpieza y que uno de sus laterales sea de rejilla o malla para ver en todo momento que hace nuestro bebé en su i
nterior.

Precio de una cuna de viaje

Los precios de las cunas de viaje variaran dependiendo de las características de cada modelo, los materiales empleados en su fabricación, sus complementos, sus dimensiones y su diseño. Pero al ser un producto con una gran demanda y una fuerte competencia encontraremos un gran número de cunas de viaje baratas que cumplirán con la mayoría de nuestras necesidades.

Sus precios van desde los 50 euros para los modelos más básicos, hasta los modelos de gama alta que superan fácilmente los 500 euros.

En el punto intermedio encontraremos los modelos de gama media, estos son los modelos más comunes y vendidos del mercado al ser los que tienen una mejor relación calidad-precio, su precio oscila entre los 150 o 200 euros de media, por lo tanto podemos decir con seguridad que encontraremos modelos para todos los bolsillos.

Montaje de una cuna de viaje

El montaje de una cuna de viaje es realmente un proceso bastante sencillo que podemos dominar en muy poco tiempo si seguimos las instrucciones del fabricante, aún así al principio puede parecer que no es tan fácil, pero como en todo, la práctica hace al maestro.  La manera más cómoda y amena de comprobar lo fácil que resulta es viendo una demostración en vídeo de la mano de un experto.

Existen otros tipos de cunas que quizás también te puedan interesar:

Conclusiones

Espero que te haya gustado este artículo donde hemos intentado explicar de la forma más completa y sencilla las principales características de este tipo de cuna para ayudarte en la elección del modelo que más se adapte a las necesidades de tu familia.

Si te ha sido de utilidad y crees que esta información puede servirle a tus amistades o simplemente quieres agradecérnoslo puedes compartir o comentar este artículo en las redes sociales.

Estad atentos, ya que pronto publicaremos más artículos relacionados que esperamos os gusten tanto como este!!! 😉