Cunas que se convierten en una cama infantil


Cunas que se convierten en una cama infantil
5 (100%) 1 vote

cuna convertible en cama

Cada vez son más el número de padres que optan por la compra de una cuna convertible para sus bebés, ante la gran variedad de tipos y de modelos existentes en el mercado de cunas es cada vez más difícil elegir.

Frente a otros tipos de cunas, las cunas convertibles ofrecen una serie de características que las diferencian de otras cunas más tradicionales.

Cada día salen al mercado nuevos modelos con más opciones que nos hacen más difícil decidirnos por una.

Existen  cunas convertibles en cama, cunas convertibles en dormitorios infantiles y juveniles, convertibles en sofá, en mecedora, en juguetero o en mesa de escritorio y suelen venir acompañados por espacios de almacenamiento como cajoneras, cambiador y barandas desmontables.

Ante tantas posibilidades nos resultará más difícil tomar una decisión, para intentar resolver todas las dudas de aquellos padres que se encuentran en una situación similar hemos creado este artículo.

Esperamos os sirva como guía en la elección de una cuna convertible que os garantice el mayor descanso y comodidad durante todas las horas que debe dormir un recién nacido.

En este artículo encontraras las principales características de las cunas convertibles, cuáles son sus ventajas frente a otros tipos de cunas, los distintos tipos de modelos que os podéis encontrar en el mercado, sus dimensiones, su precio y una serie de consejos que os ayudarán a identificar el modelo que mejor se adapte a vuestras necesidades.

¿Qué son?

Las cunas convertibles son cunas funcionales que como su nombre indica están pensadas para crecer al mismo tiempo que lo hace nuestro bebé y poder disfrutarlas el mayor tiempo posible adaptándose a sus necesidades en cada una de las etapas de su crecimiento, ya que son cunas que se convierten en una cama normal. Durante este proceso podemos transformar su tamaño pasando de cuna a camita hasta convertirla finalmente en una cama de niño o en una cama juvenil.

¿Cuánto miden?

Existen una gran variedad de medidas disponibles de cunas convertibles  en el mercado, pero las medidas más comunes que nos podemos encontrar son las de 140×70 cm y las de 130×80 cm. Estas medidas son superiores a las medidas de las cunas convencionales que suelen tener un tamaño medio de 120×60 cm. Una vez transformadas en cama, estas cunas pueden llegar a tener unas dimensiones medias que van desde los 190×90 centímetros hasta los 200×90 centímetros.

¿Son prácticas?

Poder responder a esta pregunta dependerá de tus necesidades y del espacio disponible en tu casa. Hay quienes opinan que comprar este tipo de cunas no es útil si vamos a tener otro hijo ya que en el momento que el mayor tenga edad para pasar a la cama seguiremos necesitando otra cuna, en estos casos hay familias que optan por tener una cuna convertible y camas individuales.

En cuanto al tamaño que ocupan por sus dimensiones, si bien es cierto que las cunas convertibles son mayores que el resto de cunas, también lo es que ese mismo espacio que ocupa tarde o temprano lo tendremos que usar cuando nuestros hijos pasen a dormir en camas individuales, por lo que el problema del espacio únicamente lo tendremos si colocamos la cuna en la misma habitación que los padres o si nuestro bebe compartirá el dormitorio con un hermano.

Características

Antes de decidirnos por la compra de una cuna convertible para nuestro bebé debemos conocer cuáles son las principales características que nos ofrecen con respecto a otros tipos de cunas y si estas se adaptan realmente a las necesidades de nuestro hogar.

Mayor Tamaño

Las cunas convertibles tienen unas dimensiones mayores que las cunas tradicionales por lo que nos ocuparan mucho más espacio en casa. Este aspecto hay que tenerlo en cuenta en aquellos hogares donde la falta de espacio sea un problema.

De múltiples usos

A diferencia de otros tipos de cunas las cunas convertibles suelen incorporar unas series de accesorios y complementos extras  como cambiadores, cama nido, espacios de almacenamiento, guardador de almohadas o mesa de luz que nos ayudaran a ahorrar una buena cantidad de dinero ya que no tendremos que comprar por separado todos esos complementos.

Con el tiempo, y a medida que nuestro bebe crezca los complementos que forman la cuna pueden separarse de manera individual, transformarse o combinarse entre ellos para ser empleados como muebles en la decoración de una habitación de bebé o en un dormitorio juvenil.

Según el modelo elegido, los barrotes y barandas al ser desmontables pueden emplearse como biblioteca o como estanterías. La cuna podemos convertirla en una cama de distintos tamaños o en un precioso sofá. Y tanto la cajonera como el cambiador podemos usarlos como mesita de juegos.

 Mayor vida útil

La vida útil de las cunas convertibles a diferencia de las cunas convencionales (cuyo uso suele variar entre los 2-3 años aproximadamente) es mucho mayor ya que han sido diseñadas para durar a lo largo de muchos años por lo que en su fabricación se han empleado materiales muy resistentes.

Precio superior

Este tipo de cunas al ser más completas por incorporar una serie de complementos y por poder transformarlas en una futura cama tienen un precio muy superior a cualquier otro tipo de cunas.

Para aquellos padres que dispongan de un presupuesto mayor pueden ver la compra de este tipo de cuna como una inversión a largo plazo, ya que no solo se estarán ahorrando la compra de todos los complementos por separado sino que estarán comprando un dormitorio completo que podrán usar sus hijos hasta su adolescencia.

Por lo que antes de decidirnos por la compra de una cuna convertible debemos hacer cuentas si n os saldrá más barato comprar todo por separado o no.

Hasta que edad podemos usarlas

Como ya hemos visto anteriormente al ser un tipo de cuna que podemos transformar en una cama de distintos tamaños según vaya creciendo nuestro hijos la vida útil de las cunas convertibles es muy superior al de cualquier cuna convencional, podemos usar la cuna convertible hasta los 10 años de edad e incluso hasta que llegue a la adolescencia, pero siempre dependerá de la calidad de los materiales de la cuna que hayamos elegido y del tamaño que puede alcanzar esta al convertirse en una cama.

Una cuna convertible en una cama de adulto o en una cama juvenil nos permitirá seguir usándola durante muchos más años que aquellas que únicamente se convierten en una cama de niño.

Únicamente debemos recordar que debemos ir comprando un colchón adecuado al tamaño que adquiera la cuna cada vez que la transformemos.

¿Cunas convertibles o cunas convencionales? Pros y contras

Como ya hemos visto a lo largo de este artículo las cunas convertibles disponen de una serie de características a su favor con respecto a otro tipo de cunas que las hacen únicas, estas características son su posibilidad de poder transformarlas en una cama, su mayor vida útil y que incorporan múltiples complementos (según el modelo) que resuelven todas las necesidades del bebé (espacio para dormir, lugar donde cambiarlo, espacio para almacenar su ropa, etc.) y nos ayudan a ahorrar espacio.

Pero como cualquier otro tipo de cunas las cunas convertibles tienen una serie de desventajas con respecto a otro tipo de cunas que debemos conocer antes de comprarlas, a continuación detallamos una serie de pros y contras que debemos analizar antes de comprarlas:

  • Su mayor tamaño con respecto a  una cuna convencional nos impedirá moverla fácilmente de lugar y si deseamos que nuestro bebé duerma en la misma habitación que nosotros durante sus primeros meses necesitamos tener un dormitorio de grandes dimensiones.
  • Tiene un precio superior al de las cunas tradicionales, pero si lo miramos como una inversión a largo plazo vemos que la compra de este tipo de cunas nos supondrá un gran ahorro, si sumamos todo lo que nos costaría comprar por separado la cama, las mesillas, cajoneras, estanterías, etc…, vemos que su precio final  será inferior al de todos los complementos comprados por separado.
  • Para las familias que tienen varios hijos pequeños o están pensando en tener más, usar una cuna convertible puede convertirse en un inconveniente ya que el segundo o tercer hijo no podrán reutilizar la cuna y deberán comprar otra.
  • Al ser difícil de desplazar la cuna en los momentos en que nuestro bebé este enfermo o no duerma bien deberá dormir en la cama junto a los padres con las molestias que esto le puede ocasionar.
  • Al ser un mueble de grandes dimensiones e incorporar varios complementos nos será imposible viajar con ella.
  • Por el tamaño de la cuna durante los primeros meses de vida de nuestro bebé lo más cómodo y recomendable para su cuidado es comprar una minicuna o comprar una cuna moisés que nos permitirá llevarnos a nuestro bebé con nosotros a todas partes donde vayamos, por lo que emplearemos una cuna de mayor tamaño una vez que hayan transcurrido esos primeros meses.
  • Su montaje puede llegar a ser complicado si lo hacemos nosotros mismos, y en caso de no ser capaces, tendremos que pagar por ello además del transporte.
  •  Mayor vida útil con respecto a la vida útil de una cuna convencional (llegando incluso a usarlas en la adolescencia), estas últimas deberán ser cambiadas por una cama para bebés cuando crezcan y lleguen al límite de las mismas.
  • Al poder usarlas durante tantos años puede ser una desventaja tener siempre el mismo estilo de habitación, algo que podemos solucionar fácilmente pintando la cuna, añadiendo elementos decorativos o incorporando nuevos muebles.

¿Cómo se montan?

Para un correcto montaje es recomendable seguir todas las instrucciones del manual de uso del fabricante para el modelo de cuna convertible que hayas elegido, ya que según sean sus características y complementos variaran el orden y las partes que debemos ensamblar, su mantenimiento y su funcionamiento.

Según el modelo que hayamos elegido puede ser necesario comprar algunas piezas adicionales que no están incluidas como barandas y paneles.

Como convertir una cuna en una cama

Para poder convertir una cuna en cama debemos seguir el manual que nos proporcionara el fabricante con toda la información necesaria para realizar con éxito la conversión.

En caso de no disponer del manual podemos encontrar toda la información referente al modelo de cuna y los datos del fabricante en una etiqueta o pegatina que estará situada normalmente en el marco de la cuna.

Una vez localizada esa información accederemos a la página web del fabricante donde encontraremos toda la información necesaria para su montaje y su conversión.

Si aún así te ha sido imposible localizar el manual  o te resulta complicado seguir las instrucciones a continuación encontraras una serie de pasos que puedes seguir para convertir la cuna en una cama:

  1. En primer lugar nos aseguraremos de haber comprado todos los materiales adicionales que sean necesarios para poder hacer la conversión con éxito.
  2. Quitamos todos los paneles frontales, traseros y laterales de la cuna.
  3. Retiraremos los cajones de la mesita y desatornillaremos las mesitas del mueble, les colocaremos unos tacos para evitar rallar el suelo.
  4. Desatornillamos el elevador de mesitas y lo retiramos, esta pieza no suele usarse en la decoración de la habitación por lo que la guardaremos por si más adelante decidimos volver a convertirla en cuna.
  5. Quitaremos tanto el panel frontal desatornillando los tornillos como los soportes de las barandillas y las ruedas.
  6. Retiramos tanto la barandilla móvil como la barandilla fija, ambas podremos usar como estanterías y  por último desatornillaremos las guías de la barandilla móvil.
  7. Desmontaremos el separador que usaremos como mesa de escritorio al añadirle las cuatro patas.

Cunas Convertibles Mejor Valoradas
Cuna Convertible en Cama infantil de color Blanco - Star Ibaby Dreams Cover
Cuna Convertible en Cama Infantil en Color Blanco
Cuna convertible en cama infantil de color blanco - Puck Daddy
Cuna Convertible en Cama Infantil en Color Blanco
Cuna Convertible en cama infantil de pino en color crema - Pinolino
Cuna Convertible en Cama infantil en Color Crema

Medidas de seguridad que deben cumplir

A la hora de comprar una cuna convertible debemos asegurarnos que el modelo elegido este homologado, para ello comprobaremos  que en la etiqueta aparezcan el nombre, la marca comercial, la dirección del fabricante o distribuidor, las advertencias sobre su uso correcto y si cumple con la normativa europea de seguridad para el bebé  UNE-EN 716-1:2008+A1:2013 que es la encargada de regular este tipo de mobiliario infantil.

Al ser un producto que podemos convertir en una cama una vez que supere los 140 centímetros dejara de considerarse como un producto específico para bebés por lo que debemos ser muy exigentes antes de su compra.

Además de comprobar su homologación para asegurarnos que la seguridad de nuestro bebé esté garantizada debemos hacer una inspección minuciosa y periódica basándonos en  las siguientes recomendaciones:

  • Que los productos empleados para su acabado no sean tóxicos y puedan contener algún producto perjudicial para nuestro bebé ya que en el momento que comienzan a salirle sus primeros dientes pueden roer la madera.
  • La distancia entre los barrotes debe oscilar entre los 45 y 65 mm para evitar que pueda quedarse atrapado.
  • El lateral abatible que nos facilita sacar o meter al bebé en la cuna debe contar con un seguro de cierre.
  • Los cantos y las formas de la cuna deben ser redondeadas ,sin aristas y que no se astillen.
  • Los laterales y la parte interior de la cuna deben estar acolchados para evitar que al moverse pueda producirse algún daño.
  • El somier de la cuna debe ser regulable en altura para adaptarlo a la edad del bebé.
  • Revisar cada cierto tiempo que los tornillos y las tuercas estén bien apretados y no tener bordes afilados o salientes que puedan dañar al bebé.
  • Si dispone de ruedas debemos comprobar que al menos dos de las cuatro ruedas  incorporen un sistema de bloqueo o freno que evite que se desplace de forma accidental.
  • El colchón que usemos debe ser firme y debe ajustarse perfectamente al armazón de la cuna, la separación existente entre el colchón y los laterales del moisés no debe sobrepasar más de 1cm para evitar que el bebé pueda quedar atrapado. Si conseguimos meter nuestros dedos en ese espacio significara que el colchón que estamos usando es demasiado pequeño.
  • La ropa que usemos para la cuna debe consistir en una sabana o manta ligera que deberán ajustarse perfectamente al colchón para evitar que puedan salirse y enrollarse alrededor de nuestro bebé ya que aumenta el riesgo de estrangulación o sofocación, y por último no usaremos cobertores o edredones ya que pueden causar asfixia al bebé.  Es preferible ponerle ropa abrigada para combatir el frio.
  • Revisar la cuna para asegurarnos que no haya bordes cortantes, superficies ásperas o existan filos que puedan poner en peligro la seguridad de nuestro bebé. Regularmente revisaremos que no se hayan producido daños por el uso.
  • No colocaremos nunca la cuna cerca de alguna fuente de calor ni de ventanas para evitar riesgos innecesarios.
  • Si colgamos objetos móviles sobre la cuna debemos asegurarnos que estén bien sujetos y lo suficientemente altos para que el bebé no pueda agarrarlos. Cuando aprenda a incorporarse debemos retirar todos esos objetos.

Tipos de cunas convertibles

Las cunas convertibles se pueden clasificar en 4 grupos según sean el número de combinaciones en las que la cuna pueda transformarse, para ello se emplea la formula “numero-en-1” donde numero indica las diferentes combinaciones que ofrece.

Los 4 grupos existentes son:

Convertibles 2-en-1

Este tipo de cunas pueden convertirse de cuna a cama infantil. Para ello solo necesitaremos retirar un lado de la cuna.

Convertibles 3-en-1

Este tipo de cunas tienen tres usos posibles, una cuna para bebes, cama de niño y cama de tamaño completo. Para poder usarla como una cama completa necesitaremos comprar aparte un colchón para esas dimensiones.

Convertibles 4-en-1

Este tipo de cunas ofrecen las mismas características que las cunas 3-en-1 con la posibilidad de convertirla en dos camas individuales.

Convertibles 5-en-1

Este tipo de cunas cuentan con todas las posibilidades anteriores más una opción de añadir dos plazas adicionales.

Una vez vistos los cuatro grupos existentes analizaremos más a fondo los principales modelos de cunas convertibles que nos podemos encontrar:

En cama infantil

Pesadas para poder transformarse en una cama individual cuando nuestros hijos crezcan, estos modelos pueden configurarse según nuestras necesidades, dándonos la opción de elegir entre incorporar una cama nido o incorporar en su lugar cajones.

Las dos principales medidas, que no las únicas, que podemos elegir para la cama de nuestros hijos son:

Cama individual de 80 cm

Modelos más estrechos indicados para los hogares con habitaciones pequeñas o para los dormitorios compartidos. En cuanto a su longitud podemos encontrar distintas versiones pudiendo llegar hasta los 190cm y 200cm.

Cama individual de 90 cm

Modelos más comunes que encontraremos en el mercado y su longitud al igual que el modelo anterior pueden llegar a los 190cm o 200cm para garantizar el óptimo descanso de nuestros hijos.

Cunas Convertibles en Camas Infantiles Más Vendidas
Cuna Convertible en Cama infantil de color Blanco - Pinolino Viktoria
Cuna Convertible en Cama Infantil en Color Blanco
Cuna convertible en cama infantil de color blanco - Padborg
Cuna Convertible en Cama Infantil en Color Blanco
Cuna Convertible en Cama infantil en Color Blanco - Nattou
Cuna Convertible en Cama infantil en Color Blanco

En camas dobles

Cunas creadas especialmente para aquellas familias con dos bebés o gemelos, estas cunas cumplen las mismas funciones que las cunas convertibles individuales pero con la diferencia  que nos permitirán convertirla en dos camas individuales o en una cama doble si así lo deseamos.

Si optamos por este tipo de cuna debemos tener en cuenta el espacio disponible para que nos quepan sin dificultad las dos camas.

En camas de matrimonio

La característica principal de este modelo de cuna convertible es que las dimensiones de la cama una vez transformada serán las mismas que las de una cama de matrimonio.

Con cama nido

Este modelo incorpora además de una cama individual una cama auxiliar infantil extraíble, pensada para las familias con varios hijos o para que las visitas puedan quedarse a dormir.

En litera

Modelo de cuna convertible que integra una litera y dispone de gran capacidad de almacenaje. Una vez transformada en cama algunos modelos  permiten que la parte inferior puedan emplearse como cabaña de juegos para nuestros hijos, mientras que nuestro hijo podrá dormir cómodamente en la parte superior, producto indicado para los hogares que no disponen de mucho espacio.

En dormitorios Infantiles

Este modelo es la mejor alternativa para decorar habitaciones infantiles que nos harán la vida más fácil, ya que durante los próximos años hasta su adolescencia los muebles de su habitación deberán adaptarse a su crecimiento continuo.

La solución a estos cambios es poder adquirir desde el primer momento un mobiliario que nos permita ir adaptándolo y transformándolo según sean sus necesidades, pasando de un dormitorio para bebés con su cuna  a un dormitorio infantil con su correspondiente cama, pero con esta opción ya no estamos hablando únicamente de una cuna convertible con sus completos (cambiador o cajones), sino que en este caso estamos hablando de todos los muebles que necesitaran nuestro hijos hasta su adolescencia.

Según sea el modelo y el fabricante encontraremos opciones más completas que otras que podremos combinar entre sí para adaptarlo a nuestras necesidades, pero casi todos los modelos suelen incorporar ya sean como mueble individual o como parte de la cuna convertible: cajoneras, armarios de dos puertas, mesitas de noche, estanterías, mesa de escritorio, etcétera.

En dormitorios Juveniles

Este modelo dispone de las mismas prestaciones que el modelo anterior, pero únicamente variará en el diseño del mobiliario que estará adaptado a un adolescente y en las dimensiones finales que tendrá la cama.

Complementos

Una vez que nos hayamos decidido por el modelo de cuna convertible que mejor se adapte a nuestras necesidades, algunos fabricantes nos permiten configurar el producto dotándolo de una serie de complementos que aumentaran las prestaciones del producto, la seguridad y la comodidad de nuestro bebé.

Con cambiador

Disponer de un modulo con cambiador integrado nos facilitara mucho la tarea de cambiar a nuestro bebé cuando este lo necesite.

Con bañera

Complemento cómodo y práctico para la higiene de nuestro bebé sin tener que desplazarnos con él al cuarto de baño. Incorporan una manguera de 1 metro aproximadamente que facilitan su vaciado.

Con cajones

Complemento opcional muy práctico para guardar toda la ropa de cuna o almohadas o la ropa del bebé. Algunos fabricantes nos dan la opción de elegir entre incorporar cajoneras o de usar ese espacio con una cama nido.       

Cunas Convertibles con Cajones Más Vendidas
Cuna Convertible en Cama infantil con cajones de color Beige y Blanco - Alfred & Compagnie
Cuna Convertible en Cama infantil con Cajones en Color Beige y Blanco
Cuna convertible en cama infantil con cajones y cambiador en color Azul Aqua y blanco
Cuna Convertible en Cama Infantil con Cajones y Cambiador en Color Azul
Cuna convertible en dormitorio infantil en color Blanco y Arena de la marca Pali
Cuna Convertible en un Dormitorio Infantil Completo en Colores Blanco y Arena

Colchón

Para garantizar la seguridad y el correcto descanso de nuestro bebé la cuna convertible debe ir siempre acompañada de un colchón de la máxima calidad y que se adapte correctamente a las medidas de la cuna elegida, que sea firme y si es posible que disponga de un sistema antiahogo y si es posible que estén tratados contra los ácaros para evitar alergias.

Barreras de cuna y cama

Las barreras de cuna y cama protegerán a nuestro hijo de posibles caídas mientras duerme, garantizando su seguridad y descanso y nuestra tranquilidad por las noches.

Escaleras

Colocando unas escaleras ayudaremos a nuestro hijo a subir y bajar fácilmente de la cama infantil.

Tapas

Estas tapas nos permitirán tapar el hueco de los cajones o de la cama nido.

Cabeceros

Cuando estemos usando la cama infantil podemos añadirle un cómodo y practico cabecero que lo protegerá de posibles golpes y dará a la cama un aspecto más elegante.

Separador

Esta pieza nos permite dividir la cuna en dos partes independiente tanto en las cunas individuales como en las cunas convertibles gemelares.

Tablero de escritorio

Este tablero adicional nos permitirá convertir la cuna en un escritorio infantil.

Protectores y sábanas

Durante los primeros meses de vida es imprescindible usar protectores para la cuna o sabanas bajeras ya que por las noches los bebés suelen sudar, tener alguna pérdida de orina y vomitar y el uso de estas vestiduras nos ayudaran a mantener durante más tiempo todas las propiedades del colchón así como a protegerlos de humedades y manchas.

Estos protectores deben estar fabricados en materiales transpirables que permitan la circulación de aire.

En cuanto a su tamaño los protectores y las sábanas deben estar bien ajustados a las medidas de los colchones para evitar pliegues que sean molestos para el bebé y sobre todo para evitar que puedan salirse y enrollarse alrededor de nuestro bebé provocándole la asfixia.

Edredones

Debemos comprar un edredón que sea desenfundable y que podamos utilizarlo tanto en invierno como en verano introduciendo o sacando el relleno. Elegiremos a ser posible aquellos que estén fabricados en tejidos suaves y resistentes como el algodón.

Guía para comprar una cuna convertible

Cuando vayamos a comprar un modelo de cuna convertible además de tener en cuenta el modelo que más nos guste o que su precio se ajuste a nuestro presupuesto, debemos dar prioridad a la seguridad y comodidad de nuestro bebé.

Para ayudaros en la elección de la cuna convertible que mejor se adapte a todas tus necesidades hemos preparado una serie de puntos que debemos tener en cuenta antes de realizar cualquier compra, estos puntos son:

Dimensiones

Las cunas convertibles han sido diseñadas para poder ser empleadas en habitaciones de cualquier tamaño, sus dimensiones son parecidas a las de una cama tradicional por lo que únicamente debemos calcular si disponemos del espacio suficiente en la habitación donde vayamos a colocarla. Al traer incorporados varios complementos en su conjunto ocupara menos espacio que si optáramos por otro tipo de cunas y los complementos por separado.

Existen en el mercado gran variedad de dimensiones disponibles que seguro que se adaptan a vuestras necesidades.

Seguridad

Como ya hemos comentado la seguridad de nuestro bebé debe ser siempre nuestra prioridad a la hora de comprar cualquier producto, para ellos comprobaremos que la cuna elegida este homologada y que cumpla con la normativa de seguridad infantil y en especial con la norma UNE-EN 716-1:2008+A1:2013 como ya vimos anteriormente en el apartado de seguridad.

Calidad

Al ser un mueble que nos va a durar durante muchos años debemos elegir una cuna que esté fabricada con materiales de gran calidad y resistentes que garanticen su óptimo funcionamiento durante todo ese tiempo.

Comodidad

La calidad y la comodidad la damos por supuesta cuando entramos en un comercio a comprar una cuna pero no está de más comprobar por nosotros mismos que el interior de la cuna esté acolchado y protegido para evitar cualquier daño si se golpea al moverse. El fondo debe ser plano y firme  y nos aseguraremos que el colchón garantice su descanso.

Diseño

Debemos escoger un modelo pensando en el futuro, que nos siga gustando a nosotros y a nuestros hijos durante todos los años que lo usemos y que podamos combinar fácilmente con cualquier otro elemento decorativo que vayamos añadiendo con el tiempo.

Funcionalidad

Otro aspecto que es recomendable tener en cuenta a la hora de comprar una cuna convertible es centrarnos en aquellos modelos que incorporen un mayor número de complementos o accesorios que nos ayuden a cuidar a nuestros hijos, aunque en un principio parezca que no vayamos a usarlos, es muy posible que en un futuro próximo si los necesitemos.

Si hemos optamos por un modelo básico que no incorpore complementos tendremos que comprar más adelante y ocuparan más espacio que si estuvieran integrados en la estructura de la cuna, problema que puede ser muy evidente en habitaciones pequeñas.

¿Cuánto cuestan?

El precio de una cuna convertible no se debe comparar con el de una cuna convencional ya que es un producto completamente distinto que incorpora un gran número de accesorios. Su precio sólo podría ser comparable con el precio de lote de productos compuestos por una cuna, una cama (individual o doble), un cambiador, una mesita, cajoneras, etcétera.

Si hacemos números vemos que el precio al comprar por separado todos estos productos será mayor que lo que nos costaría comprar una cuna convertible, más el consiguiente ahorro de espacio.

Podemos encontrar cunas convertibles desde 140 euros los modelos más básicos que apenas traen complementos o únicamente son convertibles en cama, hasta los modelos de cunas convertibles en dormitorios hasta 1200 euros. Estos últimos son los más completos del mercado ya que traen una gran variedad de complementos y la calidad de los materiales son muy superiores.

Por lo tanto, la decisión final dependerá de los modelos que más se adapten a nuestras necesidades, nuestros gustos, presupuesto y que comparemos precios para ver que opción nos resulta más económica.

 

Existen otros tipos de cunas que quizás te puedan interesar:

Moises para bebes recien nacidos

Minicuna convertible

Cuna de viaje plegable

Cunas de madera

 

Vídeo sobre las cunas convertibles: