50 mejores trucos y consejos para hacer dormir a un bebe durante toda la noche

Cómo Hacer Dormir a un Bebé: 50 Trucos y Técnicas Que Funcionan Y Que Todas las Madres Deberían Conocer

Cómo Hacer Dormir a un Bebé: 50 Trucos y Técnicas Que Funcionan Y Que Todas las Madres Deberían Conocer
5 (100%) 2 votes

 

Si tienes hijos es posible que alguna vez te hayas hecho las siguientes preguntas:

“¿Porqué mi hijo no duerme bien?”
“¿Cómo puedo hacer que duerma un bebé recién nacido?”
“¿Qué puedo hacer para que mi hijo permanezca dormido durante toda la noche?”
“¿Es posible dormir a un bebé rápidamente?”
“¿Existen realmente trucos que funcionan para dormirlos?”

La respuesta a todas estas preguntas y a otras muchas más las podrás encontrar en esta lista completa de trucos y técnicas para hacer dormir a un bebé.

Accede rápidamente a todos los trucos y consejos ordenados por categorías:

“Muchos de los trucos para dormir que aparecen en esta lista han sido probados por nosotros mismos y hemos podido comprobar sus resultados. Otros han sido aportados por padres y profesionales basándose en sus experiencias con idénticos resultados positivos.”

Antes de poner en práctica cualquiera de los trucos mostrados en este artículo debemos comprender cuales son las diversas causas que les impiden conciliar el sueño y que métodos podemos aplicar para conseguirlo.

Motivos por los que No Pueden Dormir

Una de las cuestiones que más preocupan a los padres es el tema del sueño de sus hijos, esto puede ser debido a que podemos desconocer con exactitud cuántas horas deben dormir los bebés de media según sea su edad.

El número de horas que permanecerán dormidos durante sus primeros meses de vida oscilarán entre las 18 y las 20 horas repartidas en periodos cortos de entre 3 y 4 horas (tanto de día como de noche) que únicamente interrumpirán para alimentarse.

Es entre el cuarto y el sexto mes de vida será cuando pueden comenzar a surgir los primeros problemas para dormirlos o para mantenerlos dormidos durante toda la noche, ya que con esa edad lo recomendable es que descansen una media de entre 8 y 12 horas ininterrumpidas por las noches.

A esa edad los bebés se vuelven más activos y sensibles a todo lo que les rodea, queriendo interactuar más con su entorno por lo que les resultará más difícil quedarse dormidos incluso si están cansados.

Los malos hábitos de sueño suelen ser la principal causa por la que les cuesta conciliar el sueño y que se despierten varias veces a lo largo de toda la noche, pero existen otros factores que también pueden afectar a su descanso:

– Alimentación

Durante sus primeros meses de vida  los bebés necesitan alimentarse frecuentemente y al ser su estomago aun muy pequeño no pasaran muchas horas entre toma y toma, de ahí que en esos primeros meses no consigan mantenerse dormidos más de 4 horas seguidas.

– Necesidad de Atención

Para sentirse seguros y protegidos los bebés necesitan notar el calor y el contacto directo de los padres como instinto de supervivencia, de ahí que cuando se sientan separados o perciban un alejamiento de sus progenitores les costará quedarse dormidos y demandaran más atención.

– Ciclos del Sueño

Al igual que los adultos los bebes cuando duermen pasan por varios ciclos de sueño profundo y otros más superficiales. En estos últimos ciclos serán más propensos a despertarse y al no saber aún como volver a quedarse dormidos nuevamente solos pedirán nuestra ayuda para hacerlo.

– Molestias Físicas

Los bebés que sufren molestias físicas ocasionadas por cólicos, dolores de oídos, tos o mucosidad tendrán serias dificultades para quedarse dormidos o para mantenerse dormidos sin despertarse durante toda la noche.

– Ruidos Molestos

Algunos bebés son muy sensibles ante cualquier sonido que pueda asustarle por lo que alteraran fácilmente su sueño, mientras que otros los toleraran mucho mejor.

– Alteración de las Rutinas

Los bebés necesitan de una repetición continua para aprender, si acostumbramos a nuestro bebé a una serie de patrones que le anuncian que es la hora de dormir en poco tiempo responderán ante ellos, ya que cuando son muy pequeños no saben distinguir entre el día y la noche y necesitan de nuestra ayuda para reconocer cuando deben hacerlo.

Existen infinidad de rutinas que podemos emplear para anunciarles la hora de dormir que van desde un simple baño, mecerlo suavemente, acostarlo siempre a la misma hora, darle un biberón, acariciarlo, cantarle una nana, usar chupetes, etc.

Cualquier mínima alteración de dichas rutinas les provocara un desajuste para conciliar el sueño, de ahí la importancia de enseñarles una rutina especial para irse a dormir y tranquilizarles.

Además debemos ser firmes con ella para no ocasionar posibles problemas futuros del sueño conforme vayan creciendo.

La clave para conseguir que el bebé duerma toda la noche es enseñarle a calmarse #dormirbebes Click Para Twittear

Ya no te hacemos esperar más, a continuación te mostramos la lista completa con una recopilación con los mejores 50 trucos para dormir a un bebé que podrás aplicar fácilmente en tu hogar hasta encontrar aquel que mejor se adapte a tu hijo.

trucos y consejos para hacer dormir a un bebé recién nacido

Cómo Dormir a un Bebé Recién Nacido

Durante sus primeros meses de vida los bebés recién nacidos duermen muchas horas a lo largo del día pudiendo llegar incluso a dormir hasta un total de entre 18 y 20 horas.

Ese gran número de horas no serán de descanso continuado, cada poco tiempo necesitará despertarse para comer.

Para ayudarles a conciliar el sueño nuevamente después de alimentarlo debemos aplicar unas series de rutinas que les sirvan de “señales” para saber que debe volver a quedarse dormido.

A continuación os dejamos una selección con los mejores trucos y consejos para dormir a un recién nacido.

1. Envolverlo con una Manta

En el libro  “El bebé más feliz” del Dr. Harvey Karp,  se aconseja envolver a nuestro bebé con una manta ligera antes de dormir para aumentar los periodos que permanecerá dormido entre unas 3 o 4 horas.

Esto es debido a que al envolverlo se sentirá más protegido y en un entorno más cálido recordándole las sensaciones vividas cuando se encontraba en el útero materno, además evitará que se despierte en caso de realizar algún movimiento brusco con sus brazos o piernas.

Esta técnica está recomendada para bebés de hasta máximo 3 meses de edad, una vez superada esas edad se encontrarán mas adaptados a su entorno y a la vida fuera del vientre de su madre.

Durante el día también podemos utilizar esta técnica para mantenerlo abrigado y calmarlo.

Si optas por emplear esta técnica debes asegurarte que la realizas correctamente para no lastimarlo, en Dormirsinllorar aprenderás en 4 simples pasos la forma correcta y segura de envolver a un recién nacido, o si lo prefieres puedes ver todo el proceso en el siguiente video publicado en el canal de youtube de MamayBebes.

2. Mecerlo con Suavidad

Una de las técnicas más conocidas y efectivas es mecer al bebé para dormir y su efectividad se cree que se debe a que estos movimientos regulares y acompasados puedan recordarles cuando se encontraban flotando en el liquido amniótico.

Una vez que estén casi dormidos los pasaremos a su cuna moisés o a su minicuna con mucho cuidado ya que si esperamos a hacerlo cuando estén dormidos profundamente corremos el riesgo de despertarlos.

3. Acariciarle o Darle Masajes

Según diversos estudios los masajes para bebés ayudan a controlar el estrés y a calmarlos cuando lloran o no pueden dormir, además de aliviarles otras molestias físicas como problemas respiratorios y digestivos.

Esto es debido a que durante sus primeros meses de vida una de las principales vías que emplean para comunicarse con el entorno que les rodea es mediante su sentido del tacto.

Cuanto más contacto físico y caricias les realicemos más estrecharemos nuestros vínculos emocionales y afectivos con ellos, reconfortándoles y transmitiéndoles una mayor paz y seguridad para conciliar el sueño.

#3. Los niños que reciben un mayor número de caricias lloran menos y duermen mejor #dormirbebes Click Para Twittear

Las partes de su cuerpo más efectivas que podemos estimular suavemente mediante nuestras caricias son la nariz, cuello, frente y las mejillas.

Cualquiera puede realizar un masaje relajante o acariciar a sus hijos y con la práctica iremos mejorando nuestra técnica y descubriremos las zonas de su cuerpo donde sienten más placer y son más efectivas.

Para potenciar su efecto relajante podemos ayudarnos de cremas o geles relajantes.

Una vez los dejemos en su cuna o en su cama seguiremos acariciándoles para evitar que puedan despertarse y para que sigan sintiéndonos junto a ellos hasta que veamos que se han quedado profundamente dormidos.

Si queremos profundizar más sobre el masaje del bebé podemos visitar la web de la Asociación Española de Masaje Infantil donde encontraremos información más detallada sobre todos sus beneficios y sobre los distintos cursos y talleres gratuitos que imparten para aprender la forma correcta de realizarlos.

4. Usar Chupetes

Succionar es un acto reflejo natural que les provoca una sensación placentera que asocian con la comida, darle un chupete a un recién nacido puede relajarle y ayudarle durante sus primeros años a conciliar el sueño.

Si una vez dormidos se les cae no es necesario volver a introducírselo en la boca a no ser que se despierte y nos lo vuelva a pedir.

Para evitar la acumulación de gérmenes debemos esterilizarlos todos los días y cada cierto tiempo sustituiremos el chupete por otro.

Aunque les consuele y les de seguridad su uso prolongado puede ocasionarle deformaciones en su paladar por lo que tarde o temprano tendremos que enseñarle poco a poco y con paciencia a dejarlo al igual que deberán hacer con los biberones.

A medida que crezcan y adquieran más confianza en sí mismo irán dejando este y otros objetos que les infunden seguridad a la hora de dormir, como su mantita o su almohada.

5. Colocarlo de Lado

Otro método recomendado en el libro “El bebé más feliz del barrio”  es situar a nuestro bebé de costado o sobre su barriga antes de irse a dormir para calmarlo.

El bebé puede encontrarse incomodo y únicamente necesitará que lo cambiemos de posición para relajarse.

#5. Para relajarlo pondremos al bebé de lado durante unos minutos antes de #dormirlo #dormirbebes Click Para Twittear

Una vez que veamos que se está quedando dormido la mejor postura para acostarlo recomendada por los especialistas como bien nos explican en Mipediatraonline será colocarlo boca arriba, así evitaremos una posible muerte súbita del lactante o que pueda atragantarse en caso de producirse regurgitaciones o reflujos.

6. Arrullarlo

El término arrullar siempre lo hemos asociado a la acción de acunar a nuestro bebé mientras le hablamos o le cantamos para conseguir que se quede dormido en nuestros brazos.

Pero no solamente consiste en eso, arrullar a un bebé consiste en envolverlo en una manta o una gasa de una forma determinada.

Para aumentar sus efectos dicha manta deberá estar impregnada de un olor que les resulte familiar para les ayude a tranquilizarse y quedarse dormido.

El arrullo para bebés por lo tanto es un tipo de manta diseñada especialmente para los bebés recién nacidos fabricada generalmente con un algodón elástico o muselina que se ajusta bastante a su cuerpo como si fuese un saco, impidiendo que se mueva y manteniéndolo bien sujeto entre nuestros brazos.

La función principal de esta prenda es calmarlo reproduciendo las sensaciones de seguridad y calor del útero materno, pero además nos ofrece otras series de ventajas para mejorar su postura o para darles de comer.

#6. Envolver al bebé en una muselina nos ayudara a calmarlo antes de #dormir #dormirbebes Click Para Twittear

En la web Embarazo10 encontrarás información detallada sobre cuáles son todas esas ventajas extras que nos ofrece este tipo de prendas así como la forma correcta de colocar a nuestro bebé en un arrullo.

7. Llevarlo con Nosotros en un Portabebés

Para mecerlos y relajarlos no siempre será necesario tenerlos en brazos durante todo el tiempo, podemos ayudarnos de fulares, bandoleras y mochilas portabebés ergonómicos.

Gracias a ellos podremos llevarlos junto a nosotros por la casa mientras realizamos otras tareas y antes de quedarse completamente dormido procuraremos pasarlo suavemente a su cunita.

8. Mantener las Luces Apagadas

Erróneamente la mayoría de los padres primerizos creemos que es beneficioso mantener alguna luz encendida cuando duermen para evitar que puedan sentirse indefensos y con miedo a la oscuridad, pero los bebés recién nacidos carecen de ese miedo.

Numerosos expertos recomiendan que los bebés durante las noches desde el primer día a ser posible duerman en un entorno  poco iluminado y tranquilo.

El motivo es que nuestro organismo en la oscuridad segrega “melatonina” que es la hormona encargada de regular los periodos de tiempo que permanecemos dormidos y despiertos.

Por lo que si nuestro bebé descansara por las noches en una atmosfera luminosa su producción se vería afectada ocasionándole problemas de sueño y de visión.

#8. Los bebés deben #dormir por las noches en habitaciones poco iluminadas #dormirbebes Click Para Twittear

Para evitar que esto ocurra únicamente mantendremos iluminada su habitación durante las horas del día incluso a la hora de la siesta y por el contrario durante las noches procuraremos dejar su habitación en la mayor oscuridad posible.

Otra de las ventajas de apagar las luces por las noches será enseñarle a diferenciar las horas del día de la noche, asociando la oscuridad a la hora de descansar, algo que nos resultara muy útil cuando queramos que aprendan a dormir solos.

Incluso si fuese necesario acceder a su habitación por la noche para cambiarle el pañal o darle de comer o de beber debemos hacerlo lo más rápido que podamos y siempre manteniendo las luces apagadas e intentaremos hacer el menor ruido posible para no desvelarle en exceso y que pueda quedarse nuevamente dormido con facilidad.

9. Darle un Biberón

Los horarios de descanso de los bebés están estrechamente relacionados con el número de veces que necesitan alimentarse a lo largo del día.

El número de horas que debe descansar un bebé variará conforme vaya creciendo , durante sus primeros meses de vida se despertará de media cada 3 o 4 horas coincidiendo con su necesidad de alimentarse.

Darle un biberón poco tiempo antes de acostarse hará que aguante más tiempo dormido sin despertarse en mitad de la noche para pedirnos más alimento.

Procuraremos darle de comer unos 30 minutos antes de acostarlo para evitar que vomite y debemos aseguraremos que haya expulsado los gases antes de colocarlo en su cuna.

Conforme vayan creciendo la cantidad de veces que se despiertan por la noche pidiendo comida se reducirán considerablemente.

10. Bañarlo

Uno de los mejores trucos para dormir a un bebé es darle un baño relajante de agua tibia en su bañera antes de acostarlo. Para ampliar el efecto relajante del baño podemos añadir al agua algunas gotas de aceites o esencias relajantes de Albahaca o Bergamota.

Se recomienda que la temperatura del agua sea siempre similar a la de su temperatura corporal y que la temperatura del baño se encuentre entre los 22 y los 25 grados.

Es común que muchos bebés se queden dormidos nada mas bañarse incluso antes de darles de comer, si es ese vuestro caso podéis dejarle dormir ya que cuando tenga hambre será el mismo quien os pida comer.

11. Cambiar Frecuentemente la Ropa

Cuando notemos que su pijama, la ropa de cuna o las sábanas estén sudadas, manchadas o impregnadas por cualquier tipo de olor las cambiaremos por otras que estén limpias y frescas.

Los bebés son muy sensibles a los olores y la más mínima sensación desagradable percibida en su zona de descanso les incomodara haciendo que les cueste mucho más conciliar el sueño.

12. Evitar Ropa Sintética

Los bebés que sufren molestias o se sienten incómodos con la ropa que emplean para dormir suelen tener muchas más dificultades para conciliar el sueño.

Emplear ropa de una talla inadecuada o que esté confeccionada con tejidos sintéticos suelen ser las principales causas de esas molestias, además pueden ocasionarle irritaciones o afecciones de la piel.

Debemos tener cuidado al emplear ropa elaborada con productos sintéticos ya que pueden provocarles una dermatitis atópica que es una irritación de la piel que puede ocasionarles picores, eccemas y ocasionarles reacciones alérgicas.

Esta es una enfermedad bastante común en bebés y niños de hasta 5 años y para evitar que nuestro bebé la padezca procuraremos vestirle únicamente con ropa fabricada con tejidos naturales como el algodón o el lino.

También es aconsejable que toda su ropa de cuna igualmente esté fabricada con dichos tejidos naturales y al acostarlo procuraremos no abrigarle en exceso para evitar que sude más de la cuenta y toda la ropa que empleemos no deberá estarle muy ajustada para permitir que transpire su piel.

Si deseas obtener más información en la Web Cometelasopa encontrarás una serie de consejos y recomendaciones para evitar en la medida de lo posible que tu bebé pueda sufrirla.

13. Esperar para Atenderles

Si tu bebé se despierta en mitad de la noche no debemos atenderle nada más escucharle.

Es preferible que esperemos unos minutos antes de hacerlo para ver si solamente se ha desvelado por un movimiento brusco o por un pequeño ruido y vuelve a quedarse dormido él solo.

#13. Si el bebé se despierta esperaremos unos minutos antes de atenderle #dormirbebes Click Para Twittear

Mientras esperamos a ver su reacción procuraremos no hacer ruido ni encender las luces para que no perciba que hay actividad en el hogar y podemos observar su reacción tranquilamente desde nuestra habitación mediante el uso de un vigilabebes con cámara.

14. Mantener la Cuna Libre de Objetos

Si deseamos que se duerma al colocarlo en su cuna y no se distraiga debemos quitar todos aquellos objetos que puedan molestarle como peluches o juguetes.

Eliminaremos también el exceso de sabanas, colchas, edredones, almohadas y mantas que puedan darle calor en exceso y para evitar posibles accidentes, ya que podría enredarse entre ellas mientras duerme.

15. Tumbarnos a su Lado

Este truco pese a ser muy simple suele dar muy buenos resultados a las madres que lo ponen en práctica, simplemente consiste en tumbarnos con él en la cama como si nosotros también fuésemos a dormir sin movernos.

Únicamente percibiendo nuestra presencia junto a él comenzará a relajarse e imitará nuestro comportamiento quedándose dormido en pocos minutos y justo antes de quedarse dormido profundamente aprovecharemos para dejarlo suavemente en su cuna.

16. Compartir el Dormitorio

Un método bastante efectivo para conseguir relajarlos es hacer que duerma junto a ti.

Compartir la habitación con ellos les aportara una mayor seguridad y tranquilidad a la hora de dormir durante sus primeros meses de vida, más que si lo hicieran solos en su habitación.

Para no tener que compartir nuestra cama con ellos existen dos tipos de cunas específicas para estos casos:

  • Cunas de colecho: son cunas diseñadas especialmente para ser acopladas a la cama de los padres. La principal característica de las cunas colecho es la ausencia de uno de sus laterales para así poder atender a nuestro bebé en cualquier momento sin tener que levantarnos de la cama.
  • Cunas pequeñas: La otra opción es utilizar cunas del tipo moises o las minicunas que son cunas de menores dimensiones que las cunas clásicas que situaremos junto a nuestra cama. Por sus reducidas dimensiones son más fáciles y cómodas de usar en dormitorios donde tengamos poco espacio.

17. Evitar  Contacto Visual

Al acostar a nuestro bebé debemos evitar tener un contacto visual directo con él ya que si al tumbarlo percibe que estamos observándolo puede estimularse volviéndose más activo al saber que tiene toda nuestra atención.

Aunque nos encante ver su cara angelical debemos hacer todo lo posible para no quedarnos embelesados mirándole, podemos alejarnos un poco de la cuna para comprobar que todo está bien pero que apenas perciba nuestra presencia.

#17. Evitaremos tener contacto visual directo con el bebé para no activarle #dormirbebes Click Para Twittear

Este truco será menos efectivo con bebés recién nacidos ya que aun no perciben claramente nuestro rostro, pero conforme vaya creciendo nos identificará más fácilmente.

18. Dar un Paseo en Coche

Si te esta resultado complicado conseguir dormir a tu bebé y ya has probado muchos métodos sin resultados poner en práctica este sencillo truco os puede resultar muy beneficioso para ambos.

A todos o casi todos nos ha ocurrido que por muy activo que se encontrara nuestro bebé a la hora de volver a casa nada más sentarlo en su sillita de coche se haya quedado dormido como por arte de magia.

La idea es aplicar este mismo efecto relajante en nuestro beneficio por las noches cuando realmente nos está costando conseguir que se queden dormidos.

El traqueteo continuo del coche y un ambiente con poca iluminación actuará como un potente y efectivo relajante para nuestro bebe, además de ayudar a los padres a serenarse tras haber pasado momentos de frustración o estrés por no conseguir calmarlos.

En caso de aplicar este consejo debemos tener en cuenta la seguridad del niño o del bebé por encima de todo, por lo que una correcta elección de la sillita del coche adecuada a su tamaño y a su peso será fundamental para su seguridad y nuestra tranquilidad.

Hay que decir que este truco afectara a nuestro bolsillo, ya que si aplicamos este truco durante todas las noches el gasto en combustible al final de mes será considerable.

Nuestro consejo para no aumentar vuestros gastos, que ya de por sí son elevados durante sus primeros años, es que únicamente recurráis a este truco como última opción si todos los demás consejos no os han dado resultados.

19. Elegir Correctamente la Cuna y el Colchón

Uno de los aspectos más importante que debemos tener en cuenta para conseguir que nuestro bebé descanse lo más cómodamente posible será el espacio donde lo hará.

Una correcta elección de una cuna adecuada a su edad y tamaño permitirá que se sientan más seguros y cómodos y para ello el modelo elegido deberá hacer que se sienta resguardado al igual que cuando se encontraba en el vientre materno y en especial durante sus primeros meses de vida.

Una cuna de grandes dimensiones con mucho espacio les hará sentirse inseguros y permitirá que pueda moverse mucho cuando duermen, haciendo que se desvelen y aumentando el riesgo que pueda darse la vuelta y asfixiarse.

En cuanto a la elección del colchón para la cuna este no deberá ser ni muy duro que pueda resultarle incómodo y le cueste conciliar el sueño, ni muy blando para pueda mantener la espalda en una posición correcta.

Por lo tanto, el colchón para una cuna deberá ser firme sin hundirse pero que a la vez permita adaptarse a su cuerpo, siempre deberemos acompañar el colchón de una base firme que distribuya uniformemente el peso del bebé.

20. Dar un Paseo

Sacar a pasear a nuestro bebé nos ayudará a relajarlo fácilmente a cualquier hora del día, muchos padres comentan que es colocar a su bebé en su cochecito de paseo y quedarse dormido casi al instante.

El movimiento continuo del cochecito, el traqueteo de las baldosas, los sonidos de la calle y el contacto con el aire libre les proporcionaran gran cantidad de sensaciones placenteras que les calmaran.

No es necesario dar paseos muy largos para conseguir ese efecto, si no disponemos de mucho tiempo con una simple vuelta a la manzana será suficiente.

#20. Dar un pequeño paseo antes de #dormir les ayudará a calmarse #dormirbebes Click Para Twittear

También evitaremos pasear por aquellos lugares que estén muy concurridos, espacios cerrados o con mucho transito que puedan alterarle provocando el efecto contrario al que estamos buscando.

trucos y consejos para dormir rápidamente a un bebé

Dormirlos Rápidamente

Durante sus primeros meses de vida los bebés recién nacidos duermen muchas horas a lo largo del día pudiendo llegar incluso a dormir entre 18 y 20 horas.

21. En menos de un minuto

Un padre publicó en 2015 un vídeo donde nos enseña el método que emplea él para dormir a su bebé recién nacido en menos de un minuto.

La técnica que emplea consiste en utilizar un mantita para envolver al bebé imitando así el poco espacio que tenía en el útero materno para hacerle sentir más seguro, mientras le pasa por la cara una gasa o tela suave a la vez que le realiza suaves caricias de forma repetida hasta conseguir que se quede dormido.

Este video se ha convertido en todo un éxito y ha sido reproducido más de 11 millones de veces, a continuación puedes verlo y no olvides comentar al final del artículo si está técnica te ha funcionado con tu bebé.

22. Método Oompa Lompa

El método Ommpa Lompa para dormir bebés fue creado por unos padres que descubrieron por casualidad este método tan eficaz para dormir a su hija de tan sólo tres semanas y según ellos les funcionaba casi siempre.

El método consiste en mantener sujeta la cabeza del bebé  mientras se realiza un ligero balanceo de lado a lado repitiendo continuamente el nombre de los personajes del la novela “Charlie y la fábrica de chocolate” hasta quedarse dormida.

A raíz de su publicación se ha convertido en uno de los vídeos más virales sobre bebés, a continuación os dejamos el vídeo donde podéis ver todo el proceso.

trucos y consejos para hacer dormir a un bebé durante toda la noche

Toda la noche

Si tu bebé o recién nacido no duerme o no quiere dormir de noche es algo muy común que sufren la mayoría de los padres, exceptuando algunos afortunados.

Si eres uno de esos padres afortunados, muchas felicidades!!! Puedes pasar al siguiente capítulo.

Pero para el resto de los padres mantener dormidos a nuestros bebés durante toda la noche seguirá siendo uno de nuestros mayores deseos, que no siempre podremos conseguir y nos tocará levantarnos en mitad de la noche.

Como hemos visto anteriormente las causas que provocan que se despierten continuamente son diversas, pero conforme vayan creciendo sus periodos de descanso nocturno irán aumentando paulatinamente hasta ser casi similares a los de un adulto.

Disponer de una tabla detallada con todas las horas que deben dormir los bebés y los niños nos ayudara mucho a llevar un mayor control y detectar si nuestro hijo esta descansado menos horas de las que debería.

Cuantas horas duermen los bebés desde su primer mes hasta los 12 años de edad

Existen una serie de trucos y consejos que veremos a continuación para ayudarnos dormir bebés profundamente durante la noche o por lo menos el mayor número de horas posibles, qué ya es de agradecer.

23. Establecer Rutinas del Sueño

Para enseñar a nuestro bebé a dormir toda la noche debemos acostumbrarnos a tener paciencia y mantener unos hábitos o rutinas del sueño que intentaremos no alterar en la medida que nos sea posible.

El aprendizaje del bebe se basa en la repetición continua, cuantas más veces repitamos un proceso más rápido lo aprenderá y más rápido podrá asimilarlo.

Las actividades que realicemos antes de meterlo en la cunita deben producirse siempre a la misma hora, será la forma que tendremos de anunciarle que ha llegado la hora de descansar.

Según sea  bebé esas actividades previas que utilizaremos para asociarlas con la hora de dormir pueden variar, podemos utilizar como método de darle un baño relajante o un masaje, hasta cantarle o mecerlo suavemente.

24. No Acostarlo Justo Después de Comer

Una alimentación adecuada nos ayudará a mantener un sueño más profundo durante más horas seguidas durante la noche ya que acostarlo con la tripíta llena evitará que se despierte a mitad de la noche con hambre.

Para asegurarnos que descansa plácidamente el mayor número de horas posibles debemos procurar que no se haya quedado con hambre y evitar así que se despierte en mitad de la noche pidiendo más alimento.

También debemos prestar cuidado a no darles demasiada cantidad de comida antes de dormir y que la cena este compuesta por alimentos ligeros para no ocasionarles molestias o dolores de barriga.

Para los bebés que aun se alimentan con biberón se recomienda esperar un mínimo de 30 minutos antes de acostarlos, mientras que para aquellos bebes que ya toman alimentos sólidos deberemos esperar como mínimo 1 hora antes de acostarlos para facilitar su digestión.

#24. Después de darle de comer esperaremos un mínimo de 30 minutos para acostarle #dormirbebes Click Para Twittear

En Bebeymas encontrarás un extenso listado con todos los alimentos adecuados que deberíamos darles para cenar y todos aquellos que deberíamos evitar a toda costa.

En caso de despertarse a mitad de la noche llorando esperaremos un mínimo de unos 10 minutos antes de alimentarlos.

25. Acostarlo Antes de Quedarse Dormido

Un error muy común que solemos cometer las madres es mecerlos entre nuestros brazos hasta que se queden dormidos para después meterlos con cuidado en la cuna.

Por mucho cuidado que pongamos a la hora de acostarlo puede que a mitad de la noche note que ya no está entre tus brazos despertándose y no sabrá como volver a quedarse dormido sólo.

Para evitar que esto suceda lo colocaremos en su cuna momentos antes de quedarse dormido, el momento idóneo será cuando se encuentre adormilado pero aún no esté dormido profundamente.

26. Acostarlo Siempre a la Misma Hora

Para regular su reloj interno y enseñarle a distinguir entre el día y la noche los bebés necesitan una rutina estricta del sueño.

Si marcamos durante todos los días una misma hora para acostarlo llegada esa hora el bebé comenzará a mostrar síntomas de sueño bostezando o frotándose los ojos y resultándonos más fácil que se quede dormido y siendo menos probable que se despierte en mitad de la noche.

Si cambiamos constantemente la hora de irse a dormir puede irritarse y cambiar sus hábitos para dormir durmiendo menos horas o despertándose continuamente.

Acostarlo más tarde de lo normal puede provocar que se canse más y le resultará más difícil conciliar el sueño y por el contrario, si un día la adelantamos la hora, lo más probable es que se despierte de madrugada y le cueste volver  a quedarse dormido.

#26. Acostumbraremos al bebé a #dormir siempre a la misma hora #dormirbebes Click Para Twittear

27. Cambiar el Pañal Antes de Acostarlo

Antes de acostarle no podemos olvidarnos de cambiarle el pañal para que se acueste seco y limpio y le sea más fácil conciliar el sueño.

Un pañal recién puesto hará que nuestro bebé aguante muchas más horas durmiendo sin despertarse para pedirnos que le volvamos a cambiar.

No debemos convertir en una rutina cambiarle de pañal cada vez que se despierte, únicamente lo haremos en caso de necesitarlo así evitaremos activarlo más de lo necesario y podrá conciliar el sueño lo antes posible.

28. Regular la Temperatura de la Habitación

Para proporcionarle las mejores condiciones de descanso a nuestro bebé debemos tener en cuenta la temperatura ambiente a la cual se encuentra su habitación sin importar cuál sea la época del año en la que estemos.

La temperatura aconsejada durante el día debe ser de entre 22 y 24 grados centígrados  y durante la noche la temperatura óptima de la habitación del bebé deberá estar entre los 18 y los 20 grados.

Esta menor temperatura por las noches es para evitar que sude en exceso mientras duerme, ya que generalmente los padres solemos abrigarlos demasiado al taparlo con ropa de cuna, mantas o con sacos de dormir.

Comprar saco de dormir para bebe con forma de tiburón de color rojo de la marca Youjia

Saco de dormir con forma de tiburón – YOUJIA

Si vemos que aun así sigue sudando optaremos por retirarle alguna de las mantas o de las prendas de vestir que llevan puestas y en caso de sentir frío añadiremos alguna capa más.

En cuanto a la humedad relativa se recomienda ajustarla alrededor del 50%, siempre es preferible un ambiente húmedo que a un ambiente seco para favorecer su respiración.

29. Calentar su Cuna

Durante el invierno si en el momento de acostarle lo hacemos en una cuna o en una cama que se encuentra a una temperatura más fría que a la que se encuentra nuestro bebé ese contraste podría irritarle haciendo que se desvele y llore.

Para evitar esa diferencia térmica podemos calentar la cuna unos minutos antes de acostarle introduciendo una bolsa de agua caliente o una toalla caliente entre sus sábanas, no debemos olvidar retirarlas antes de introducir a nuestro bebé y nunca dejarlas junto a él en la cuna para evitar que puedan quemarse.

Otro truco fácil que podemos emplear es usar un secador del pelo a media potencia con el que calentaremos las sábanas proporcionándole una sensación placentera al taparlo con ellas.

#29. Calentar la cuna en invierno antes de acostar al bebé con una bolsa de agua caliente… Click Para Twittear

30. Mantenerlo Somnoliento

Uno de los errores más frecuentes que cometemos los padres es acostar a nuestros hijos en la cuna después de quedarse dormidos en nuestros brazos.

Durmiéndolos de esta forma únicamente conseguiremos que no aprendan a quedarse dormidos solo en caso de despertarse en mitad de la noche.

Para enseñarles a volver a quedarse dormidos solos en caso de despertarse pondremos al bebé en la cuna cuando este somnoliento pero no dormidos profundamente.

Nos costará un tiempo conseguir que se acostumbre a dormirse nuevamente solo, por lo que tendremos que tener paciencia si aplicamos este truco.

31. Aumentar el Número de Actividades Diarias

Si durante el día estimulamos a nuestro bebé a participar en un mayor número de actividades físicas que consigan cansarle como jugar, bailar o cantar conseguiremos que al llegar la hora de acostarse se encuentre rendido y pueda quedarse dormido a su hora.

Debemos tener cuidado de no agotarle en exceso, ya que si lo cansamos mucho podemos hacer que le cueste mucho más conciliar el sueño.

32. Controlar sus Horas de Siesta

Para garantizar un crecimiento sano de nuestro bebé debemos asegurarnos que durante el día descansa el número de horas recomendadas acordes a su edad para no llegar al final del día agotados.

Disponer de una tabla con el número de horas de siesta recomendadas nos ayudará a detectar si está descansando lo suficiente, o si por el contrario le estamos permitiendo descansar más de la cuenta alterando su sueño nocturno.

Estos pequeños periodos de descanso son muy buenos para su organismo pero debemos asegurarnos que su última siesta del día no está muy próxima a su hora habitual de irse a la cama, ya que si lo está le costará mucho más quedarse dormido o podría desvelarse en mitad de la noche.

#32. Impedir que duerma más horas de siesta de las recomendadas para su edad #dormirbebes Click Para Twittear

33. Dejarlos Dormir Solos

A los bebés que comparten la misma cama que sus padres les puede resultar en un futuro más difícil aprender a quedarse dormidos solos.

Compartir el espacio de descanso con bebés de menos de seis meses conlleva una serie de riesgos para su seguridad, por lo que numerosos expertos recomiendan no compartir la cama con nuestros bebes.

Si dejamos de compartir la cama con ellos evitaremos asfixiarloaplastarlo e incluso reduciremos notablemente el riesgo de sufrir una muerte súbita del bebé (SMSL).

Otro aspecto que debemos tener en cuenta antes de decidirnos a compartir la cama con ellos o no es el riesgo de aumentar su estrés.

Los bebés que duermen solos sin sus padres cerca no sienten la protección y seguridad de sus progenitores por lo que se puede alterar con más facilidad y no descansar lo suficiente o de la manera más adecuada.

El equilibrio perfecto será optar por compartir nuestra habitación con ellos colocando su cuna cerca de nosotros para poder atenderle en caso de necesitarnos, pero nunca lo acostaremos en la cama con nosotros.

34. Aromatizar el Dormitorio

Podemos aromatizar su habitación como mínimo una hora antes de acostarlo usando ambientadores frescos, suaves y agradable para eliminar cualquier olor que pueda resultarle molesto  para dormir.

Existen una gran variedad de fragancias que podemos emplear dependiendo de objetivo que deseamos conseguir con ellas, la revistabuenasalud nos da una serie de pautas y consejos para elegir las más apropiadas para cada una de las estancias de nuestro hogar.

35. Ventilar la Habitación

Durante el día debemos airear su habitación para renovar el aire y purificarlo de humos o malos olores, además de para eliminar el dióxido de carbono generado la noche anterior.

Una habitación bien ventilada ayuda a que tu bebé duerma más cómodamente y le sea más fácil conciliar el sueño.

En invierno para evitar que pueda resfriarse deberás ventilar la habitación cuando el bebé esté fuera y procuraremos no enfriar demasiado el ambiente.

En verano puedes ventilar la habitación durante más tiempo para refrescar su dormitorio pero evitaremos cualquier corriente directa sobre el bebé que pudiera afectarle.

#35. Una habitación bien ventiladale le ayudará a quedarse dormido más fácilmente #dormirbebes Click Para Twittear

36. Eliminar la Mucosidad

Al igual que nos ocurre a los adultos los niños que tienen mocos o tos se despertaran muchas veces a lo largo de la noche interrumpiendo tanto su ciclo del  sueño como el nuestro al no poder respirar bien.

Estos problemas respiratorios harán que se despierten muy irritados por lo que les costará volver a quedarse dormidos solos hasta que no se sientan completamente aliviados.

Para reducir el número de veces que se despiertan en mitad de la noche por problemas de mucosidad debemos limpiar su nariz del exceso de mocos varias veces a lo largo del día y en especial justo antes de irse a dormir.

La manera más práctica para hacerlo es empleando un aspirador nasal o saca mocos, con el que succionaremos suavemente todo el exceso de mucosidad acumulada.

En caso de que dicha mucosidad ya esté seca nos costara mucho más trabajo poder extraerla, para facilitar el proceso previamente humedeceremos la nariz mediante un espray de agua de mar que hará que los moquitos caigan por si solos.

37. Aliviar Dolor de Dientes y Encías

La aparición de los primeros dientes será uno de los motivos más importantes que les provocaran llanto y malestar a partir de los seis u ocho meses de edad, pero su aparición puede variar dependiendo del bebé.

Estas molestias ocasionaran que aumente la intensidad y la frecuencia de su llanto por las noches haciendo que les cueste mucho más poder quedarse dormidos.

Los bebés suelen llevarse a su boca cualquier objeto que encuentren a su alcance para morder, al hacerlo conseguirán aliviar las molestias de las encías, para ayudarles podemos proporcionarles varios objetos creados para tal efecto, como son los chupetes y los mordedores para bebés.

Estos últimos deberán ser lo suficientemente grandes para evitar que puedan atragantarse con ellos o que puedan romperse.

Para aumentar los efectos calmantes de ambos podemos introducirlos previamente en la nevera para enfriarlos y así aumentar la sensación de alivio ya que el frío calmara sus encías, un paño húmedo también podría servirnos.

Existen medicamentos creados para aliviar las molestias de las encías en forma de gel o crema que podemos suministrarles justo antes de dormir para calmarles, aunque estos medicamentos  puedan adquirirse sin receta es aconsejable consultar siempre antes con nuestro pediatra.

38. Sábanas con Olor Familiar

Un truco muy efectivo que le hará sentirse más protegido y acompañado en caso de despertarse en mitad de la noche es hacer que sus sabanas huelan a ti.

#38. Impregnar sus sábanas con nuestro olor metiéndolas en nuestra cama la noche anterior… Click Para Twittear

Para conseguirlo podemos meter las sabanas la noche anterior en nuestra cama para impregnarlas de nuestro olor, o podemos meter un pañuelo que huela a nosotros en su cuna para que en caso de despertarse por la noche pueda conciliar el sueño fácilmente sin necesidad de reclamarnos.

trucos y consejos para hacer dormir a un bebé mediante la música y sonidos

Sonidos Relajantes

Numerosos estudios han demostrado que el empleo de la música y del lenguaje con los bebes y los niños estimulan y favorecen su desarrollo intelectual.

Al escuchar música los bebés tienen una respiración más lenta y profunda y su cuerpo genera endorfinas produciéndole una sensación de bienestar, mejorando su estado de ánimo, y relajando su cuerpo favoreciendo su descanso.

La voz de sus padres les producirá incluso un mayor efecto que al escuchar música, siendo la melodía más agradable que puedan oír, no lo dudéis hablad a vuestros hijos todo lo que podáis.

Pero además, hablarles les proporcionara mayor seguridad y tranquilidad al sentirse protegido por la presencia de sus padres y reforzará vuestros vínculos afectivos.

39. Música para Bebés

Desde siempre se han conocido los beneficios de las canciones infantiles para dormirlos, relajarlos o para aliviar molestias cuando les duele algo.

Cantarles canciones de cuna alegres o emplear música para arrullar bebés les transmitirá seguridad y protección además de producirles beneficios físicos como la reducción de su ritmo cardíaco y de su tensión muscular así como para ayudarles a sincronizar su respiración.

La música para dormir bebés o las nanas deben cumplir una serie de características para ser efectivas:

  • Ser lentas: Su ritmo debe ser regular similares a los latidos de su corazón para relajarlos y calmar sus llantos.
  • Ser regulares: No deben contener altibajos en su ritmo para no producirles excitación al escucharlas.
  • Tono bajo: Para aumentar su relajación al cantarlas debemos hacerlo de manera casi imperceptible empleando susurros.

Aunque seas como yo y no hayas nacido con un gran talento musical y desentones no debes preocuparte por ello, a tu hijo solo le importara escuchar tu voz, que para él será el mejor sonido del mundo.

En la web Conmishijos encontrarás una gran cantidad de letras de nanas para que puedas aprendértelas y cantarlas o si lo que prefieres es escuchar o descargar música para bebés en el siguiente video encontraras 8 canciones de cuna que te ayudaran a dormir a tu bebé.

40. Escuchar Música Clásica de Mozart

Hacerles escuchar música clásica para bebés puede ser una gran opción a la hora de encontrar un método que nos ayude a relajarlos y que puedan conciliar el sueño de una forma más rápida.

Escuchar melodías de compositores como Mozart Beethoven o Vivaldi tendrán efectos positivos sobre los bebes, ya que pueden relajarlos haciendo que sus pulsaciones y su respiración sean más profundas y lentas acompasándose con el ritmo y la melodía de la pieza musical.

Además se cree que uno de los beneficios extras de escuchar música de Mozart para bebés será estimular los patrones del razonamiento de los niños, preparando su cerebro a pensar de forma especial y desarrollando tanto sus sentidos como sus emociones.

Esta mejora (breve) de la inteligencia se conoce como Efecto Mozart que se popularizo en la década de los 90, en la actualidad esta teoría sigue siendo objeto de investigación, pero lo que sí es seguro es que no les hará ningún daño escuchar cualquier melodía.

A continuación os dejamos un audio con el Efecto Mozart para calmar y dormir bebés.

41. Usar Ruido Blanco

Como muy bien nos explican en la web Objetivobienestar  el ruido blanco en un sonido plácido repetitivo que enmascara otros sonidos haciendo que no sobresalga ninguno de ellos sobre los demás, facilitando así el sueño de los bebés y de los adultos.

Al igual que de la suma de todos los colores obtendremos el color blanco, de la suma de todos los sonidos ambientales obtendremos un ruido blanco, de ahí el origen del término.

El uso de este tipo de sonido les provocará un gran estado de relajación y les aislará del entorno al impedir que puedan sobresaltarse y despertarse con cualquier ruido del hogar.

Ejemplos de este sonido que podríamos catalogar como sonidos blancos serian los ocasionados por nuestros electrodomésticos como el ruido de una aspiradora, de un televisor sin sintonizar, el ruido de una lavadora o el ruido de un secador de pelo.

Los sonidos ocasionados por la naturaleza también se pueden catalogar como ruidos blancos tales como el sonido de la lluvia, de una brisa suave, de las olas del mar, de un riachuelo e incluso por el ruido del goteo ocasionado por un grifo sin cerrar.

Para reproducir estos sonidos podemos adquirir una maquina de ruido blanco que creara un ambiente relajado proporcionando diversos  sonidos naturales combinados con ruido blanco.

Gracias a su uso los padres podrán aprovechar para realizar aquellas tareas del hogar que tienen pendiente sin temor a despertarles.

Consejo: Algunos expertos aconsejan no emplear este método de forma habitual para no alterar su desarrollo auditivo, su uso está recomendado para aquellas situaciones especiales cuando otros métodos no han conseguido dar resultados positivos.

Encontraréis fácilmente en la web una gran cantidad de audios y videos que podéis emplear para mantener dormidos a nuestros bebés, os dejamos a continuación un video de más de 2 horas de duración que esperemos os pueda ayudar.

¿Has probado ya esta técnica? ¿Os ha dado buenos resultados? Nos gustaría que compartieras tu experiencia con el resto de padres, puedes hacerlo al final de este artículo en la sección de comentarios.

42. Leerles Cuentos Infantiles

Decidirnos a leerles cuentos infantiles cortos les ayudará a conciliar el sueño de una forma más relajada y tranquila durante toda la noche.

Esto es debido a que la lectura de un cuento infantil les ayudara a vencer sus temores al escuchar historias con un “final feliz” narradas por sus padres.

Los cuentos para niños encierran infinidad de enseñanzas y moralejas que enriquecerán su imaginación, su razonamiento y su memoria a la vez que mejorará su comprensión del complejo mundo de los adultos.

Compartir esos momentos tan íntimos y especiales junto a ellos al final del día reforzará vuestros lazos afectivos al establecer un diálogo que os permitirá conocer sus emociones e inquietudes.

Si adoptamos la sana costumbre diaria de leerles cuentos cortos además de ayudarnos a dormirles les aportaran un gran número de beneficios o ventajas adicionales, en Educapeques encontrarás de forma detallada todos los beneficios de contar cuentos a los niños.

En la siguiente lista de reproducción podrás encontraras una selección de más de 25 cuentos infantiles cortos para que tu hijo pueda verlos a cualquier hora.

trucos y consejos para hacer dormir a un niño

Dormir Niños

El descanso de un niño es muy importante para su desarrollo físico y psicológico. Si el niño duerme menos horas de las que necesita su carácter y su rendimiento escolar se verán seriamente afectados.

A continuación encontraras una serie de consejos que te ayudaran a conseguir que tu hijo se vaya pronto a la cama y duerma todas las horas que necesita.

43. Evitar que Irse a la Cama Sea un Castigo

Para evitar que el niño asocie el hecho de irse a la cama como un castigo y posteriormente le cueste más trabajo dormirse procuraremos no mandarle a su habitación cuando se haya portado mal.

Por el contrario, si sería adecuado acostumbrar a nuestro hijo a pasar más tiempo en su dormitorio durante el día realizando diversas actividades divertidas, con ello conseguiremos que pueda ir asociando su habitación como un lugar placentero y no como un lugar desagradable que desee evitar.

44. Evitar Tareas Escolares Antes de Dormir

Si esperamos a que nuestros hijos terminen sus tareas escolares a última hora del día conseguiremos que lleguen demasiado cansados a la hora de dormir y les cueste mucho más conciliar el sueño ya que su mente seguirá dándole vueltas a la última actividad realizada.

Para evitar que esto suceda procuraremos acostumbrarles a que realicen sus deberes entre la hora de la merienda y de la cena.

Si queremos ayudar a nuestros hijos para que tengan un mayor éxito a la hora de realizar sus tareas escolares podemos seguir los siguientes consejos que nos ayudaran a enfrentarnos a los deberes con éxito.

45. Reducir el Número de Actividades Antes de Dormir

Los niños tienen mucha energía y necesitan de mucha actividad física y mental para llegar agotados al final del día.

Pero esa actividad debe estar controlada, ya que un exceso de actividad que los deje agotados puede resultar contraproducente.

Llegar a la hora de dormir con mucho cansancio acumulado hará que les cueste mucho más conciliar el sueño o que necesiten muchas más horas de descanso que las habituales, por lo que al día siguiente se despertara sin haber descansado lo suficiente.

Siempre es más recomendable que las ultimas horas del día estén reservadas para actividades de esparcimiento o de relax que les relajen, y si es posible mucho mejor que sean en compañía de sus padres.

#45. Reservar las últimas horas del día para actividades relajadas junto a sus padres #dormirbebes Click Para Twittear

46. Evitar Alimentos que Contengan Azúcar

Si dejamos que tomen alimentos que contengan azucares o cafeína antes de dormir les resultara mucho más complicado conciliar el sueño ya que estos productos son altamente excitantes e influirán negativamente en la calidad de su descanso.

Para evitar que esto suceda limitaremos la ingesta de bebidas azucaradas, dulces y golosinas pasado el medio día.

trucos y remedios caseros para hacer dormir a un bebé

Remedios Naturales

Los bebés y los niños en ocasiones pueden tener dificultades para conciliar o mantener el sueño durante toda la noche por ser demasiados inquietos o por otros factores que pueden alterar su descanso como las pesadillas, los problemas psicológicos o los problemas afectivos.

Para ayudarles a relajarse y que puedan dormir sin problemas existen diversos remedios naturales y caseros muy efectivos y seguros que podemos emplear como una ayuda extra.

Antes de suministrar cualquiera de estos remedios caseros naturales debemos consultar con nuestro pediatra para que nos aconseje sobre la toma de dichos productos, es importante informarnos sobre los productos que pueden tomar durante su primer año de vida.

Durante sus primeros meses de vida (hasta los 6 meses de edad) los bebes únicamente podrán ingerir leche materna o leche de formula, si le suministramos cualquier otro producto podemos cortar el proceso de lactancia siendo perjudicial para ellos ya que su organismo aún no está desarrollado para poder asimilarlos.

47. Aceites Esenciales

Uno de los remedios más fáciles de aplicar para dormir a un niño es utilizar aceites esenciales que podremos aplicar de tres formas que harán que se relajen antes de dormir:

  • Impregnando su ropa con unas pequeñas gotas.
  • Baño caliente al que habremos añadido unas gotas de aceites esenciales.
  • Mediante un suave masaje.

Entre los aceites más comunes que podemos usar se encuentran el aceite de lavanda, el aceite de albahaca y el aceite de bergamota.

48. Leche Tibia con Miel

Este es uno de los remedios más tradicionales usados por nuestras abuelas para ayudar a conciliar el sueño.

La miel de abejas además de proporcionar gran riqueza nutricional al contener grandes cantidades de vitaminas, minerales y azúcares nos aporta grandes cantidades de ácidos grasos omega 3 que ayudaran a reducir la sensación de cansancio y de fatiga del bebé.

Si añadimos una o dos cucharaditas de miel a su biberón de leche templada antes de dormir le ayudaremos a conciliara el sueño con mucha mayor rapidez.

49. Infusión de Flor de Azahar

Para los bebés que se vuelven más inquietos a la hora de irse a dormir podemos preparar una infusión de agua caliente con flor de azahar que les ayudará a relajarse.

Su preparación es fácil y rápida, en una taza de agua caliente añadiremos una cucharada y media de flor de azahar, una vez que esté tibia la infusión podemos añadirla a su biberón con leche para darle mejor sabor.

50. Baño de Manzanilla

Es una costumbre muy extendida entre los padres dar a los bebés infusiones de manzanilla para calmar los cólicos y los gases, pero también puede emplearse esta planta para ayudarles a conciliar el sueño.

La manzanilla posee propiedades relajantes que ayudan a calmar y relajar a los bebés haciendo que se puedan quedar dormidos con mayor facilidad y mantenerlos en ese estado de relajación durante varias horas.

Para conseguir ese efecto daremos al bebé antes de acostarse un baño de agua tibia con una infusión de manzanilla diluida en una proporción de dos cucharadas por cada litro de agua.

Métodos para Enseñarles a Dormir

Nunca es tarde para empezar a enseñarles a dormir, incluso si nuestro hijo ya tiene más edad, para conseguirlo únicamente necesitaremos grandes dosis de paciencia y perseverancia.

Antes de aplicar cualquier truco o método debemos asegurarnos visitando a un especialista que nuestro hijo no tenga cualquier problema médico que pueda ser el causante de su falta de sueño.

La mayoría de los métodos existentes para enseñar a dormir a un bebé están basados en dos grupos con filosofías opuestas entre sí:

“Dejar que llore”

Los métodos basados en esta filosofía apuestan por dejarlos llorar en la cuna pero no de manera indefinida para que aprendan a calmarse solos.

Según estos métodos debemos dejarles llorar durante breves intervalos de tiempo pero sin dejar de atender sus necesidades o para calmarlo y nunca debemos cogerlos en brazos.

Antes de aplicar este método deberíamos conocer cuáles son todos los peligros que conlleva dejar llorar al bebé.

“Dormir sin llanto”

Estos métodos se basan en un aprendizaje más progresivo sin dejar que llore consolándole en el momento que notemos que se ha despertado y comience a demandar nuestra atención.

Aclaración
La elección de un método frente a otro deberá quedar exclusivamente al criterio de los padres, nosotros no nos decantamos ni recomendaremos un método por encima del otro. Simplemente mostraremos una serie de consejos y trucos prácticos que les funcionan a algunos padres indistintamente del método de aprendizaje que hayan elegido para su bebé. 

Conclusión

No todas las técnicas aquí expuestas producirán los mismos resultados en todos los bebés ya que cada niño es diferente al resto, algunas si les podrá funcionar mientras que otras no. El truco consiste en ir aplicándolas una a una hasta encontrar aquella que nos resulte más efectiva con nuestro hijo.

Nuestro deseo es que esta no sea una lista cerrada, nos gustaría que siguiera creciendo cada vez más y más. Para conseguirlo pedimos tu colaboración para que entre todos podamos ayudar en un futuro a otros padres que se encuentran en la misma situación.

Comparte tus experiencias dejándonos un comentario al final del post contándonos cuál de todos los trucos te ha dado los mejores resultados y si conoces otros que aún no hayamos incluido háznoslo saber para añadirlos a la lista.

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR